Los Reyes de Casa

Campaña de protección frente a filaria

La filariosis, o gusano del corazón, es una grave enfermedad cardiopulmonar producida por Dirofilaria Immitis, un parásito que afecta a perros y gatos.

¿Cómo se desarrolla la filariosis?

Se trata de una enfermedad que puede tener consecuencias fatales en los animales afectados.
Las larvas del parásito o microfilarias se hallan en la sangre. Cuando un mosquito pica a un perro o gato infectado, ingiere su sangre y, al mismo tiempo, las larvas presentes en el animal. Cuando ese mosquito pica a otro animal, deposita las larvas en su piel.
Una vez en el animal, las larvas se difunden por el torrente circulatorio. A través de las arterias pulmonares, afectan al pulmón y llegan al corazón. Allí se desarrollan hasta convertirse en parásitos adultos, que pueden llegar a medir varios centímetros de largo.
Los gusanos también pueden dañar el hígado y el riñón.

 

 

¿Cómo se transmite la filariosis?

Se transmite por la picadura de un mosquito.
Dependiendo de la zona geográfica, existen varios tipos de mosquitos que pueden transmitir el gusano del corazón.
En algunas zonas de España, la incidencia de esta parasitosis es especialmente elevada, por lo que resulta imprescindible proteger a las mascotas.

¿Cuáles son los síntomas de la filariosis?
  • Tos y dificultad respiratoria.
  • Pérdida de peso.
  • Cansancio y apatía.

Sin un tratamiento adecuado la enfermedad puede ser fatal.

¿Es posible prevenir la filariosis?

Hay varias formas para evitar que nuestra mascota contraiga dirofilariosis:

  • Antiparasitarios internos orales: son compuestos de la familia de las ivermectinas, un fármaco que actúa evitando la maduración de las larvas. Se administran de forma mensual.
  • Guardian®: es un antiparasitario inyectado subcutáneo con duración anual. Posee el mismo efecto que los antiparasitarios orales, con la ventaja de administrarse solamente una vez al año. Esto evita los posibles olvidos al administrar pipetas o pastillas.
  • Si vas a veranear fuera de Madrid con tu mascota, especialmente en zonas de playa, contacta con nuestros veterinarios para informarte sobre la prevalencia de la enfermedad y el método de protección mas adecuado para que ambos podáis disfrutar de las vacaciones con la mayor tranquilidad.